Acuerdo social

Anticorrupción

T

Descarga el documento

versión completa acá
Versión abreviada acá

Compartí en twitter

Ayudanos a difundirlo para que más personas lo conozcan

Adherite

Sumate firmando tu adhesión al acuerdo

acuerdo social anticorrupción

Introducción

Este acuerdo, que proponemos organizaciones de la sociedad civil, académicas/os y especialistas de proveniencias y perspectivas diversas, presenta un conjunto de propuestas de reformas normativas y de políticas públicas, que nos comprometemos a impulsar como una hoja de ruta de las acciones que la Argentina debería implementar en materia de lucha contra la corrupción.

leer más

La corrupción impacta negativamente en el conjunto de nuestra sociedad, pero afecta particularmente a los grupos y comunidades más desfavorecidos. Las fallas institucionales que permiten que este fenómeno ocurra profundizan las desigualdades existentes en nuestro país, y alejan aún más a los sectores de poder de aquellas/os que ven vulnerados sus derechos.

A su vez, la corrupción afecta gravemente la calidad de nuestra democracia. Se trata de un práctica en la que convergen actores estatales y del sector privado, que produce alteraciones en el proceso de toma de decisiones públicas que afectan al interés general. Así, la corrupción socava la independencia de -y, por tanto, la confianza en- nuestras instituciones públicas y repercute sobre la participación de la ciudadanía en los asuntos comunes.

La corrupción tiene un efecto directo sobre la plena vigencia de los derechos civiles y políticos, así como respecto de los derechos económicos, sociales y culturales. Reduce la cantidad, calidad y alcance de los recursos, bienes y servicios públicos.

Si bien es uno de los asuntos que más preocupa a la sociedad argentina y ha tenido una notable presencia en el debate público de los últimos años, la discusión sobre el tema suele ser deficitaria y, en general, no ha logrado contribuir a dimensionar adecuadamente el problema, a diagnosticar sus causas, ni a identificar sus impactos. En ese contexto, hasta ahora ha sido sumamente difícil encontrar consensos básicos entre decisores/as públicos/as que permitan avanzar en políticas de Estado para atacar la corrupción de forma sistémica y producir cambios significativos en los aspectos estructurales que lo facilitan.

Un protagonismo creciente de la ciudadanía, informada y consciente de las consecuencias de la corrupción en la vida diaria de las personas, resulta fundamental para promover políticas públicas más eficaces para su prevención, detección y combate.

En función de ello, convocamos a todos los actores de la vida social argentina, y particularmente a los partidos y referentes políticos, a adherir a este documento y utilizarlo como disparador de nuevos debates, a fin de generar los consensos estructurales y de largo plazo que necesitamos alcanzar para la construcción de un país con menos corrupción y, en particular, más justo e igualitario.

propuestas del acuerdo social anticorrupcion

N

Sección A - Un nuevo sistema nacional de integridad

Eje Temático 1: Ética en el ejercicio de la función pública

Nuestro país necesita impulsar una nueva Ley de Ética en la Función Pública que subsane las deficiencias del marco normativo vigente y permita construir un sistema nacional de integridad efectivo y acorde a las problemáticas actuales propias del ejercicio de la función pública.

Eje Temático 2: Ingreso democrático a la función pública

A pesar de que la Constitución establece la idoneidad como único requisito para el acceso a los cargos públicos, son pocos los procedimientos que el Estado lleva adelante para asegurar su cumplimiento. Al contrario, el acceso a los cargos públicos de la mayoría de las reparticiones estatales se realiza por criterios arbitrarios o poco transparentes.

N

Sección C - Medidas para la prevención de la corrupción en situaciones típicamente críticas

Eje Temático 5: Un nuevo régimen de compras y contrataciones públicas

Los sistemas de compras y contrataciones del Estado, ya sea de bienes y servicios como de obras públicas, han sido siempre áreas en las que el riesgo de corrupción es particularmente alto. Entre algunos de los problemas que se presentan habitualmente se destacan la cartelización de obra pública, la colusión y el pago de sobornos o el financiamiento electoral para la obtención de contratos.

Eje Temático 6: Prevención de desviaciones en el uso de recursos públicos para fines político-partidarios

La confusión entre Estado y partidos de gobierno en la Argentina involucra, entre otras cosas, el uso indebido de recursos estatales en particular durante los períodos electorales. Ello incluye el uso no neutral de la publicidad oficial, el aprovechamiento de bienes públicos -como aviones oficiales- durante las campañas, la confusión entre roles oficiales y de militancia partidaria de las/os empleadas/os públicas/os, entre otras desviaciones.

Eje Temático 7: Financiamiento de la política

Una importante porción de las actividades de los partidos políticos y sus campañas electorales se financian con aportes privados de diferentes orígenes, en muchos casos de manera ilegal y en violación de los límites que publica la Cámara Nacional Electoral.

Este escenario, caracterizado principalmente por la falta de transparencia, reduce las posibilidades de control por parte de la ciudadanía, lo que facilita los procesos de captura del Estado por parte del sector privado y la corrupción en el sector público.

N

Sección E - Fortalecimiento institucional

Eje Temático 11: Independencia y eficacia del Poder Judicial

El Poder Judicial es el principal actor en la investigación y sanción de la corrupción. Sin que esté garantizada la imparcialidad de las/os juezas/ces, la posibilidad de sostener en el tiempo situaciones de impunidad en este tipo de delitos del poder se incrementa considerablemente. Nuestro país tiene un gran déficit en esta materia, que se evidencia principalmente en el hecho de que las causas adopten el ritmo de las necesidades políticas de coyuntura (“durmiendo” por años o acelerándose con criterios manifiestamente arbitrarios, dictando y revocando prisiones preventivas en función de condicionamientos ajenos al derecho, entre otros). La injerencia del poder político y económico juega un papel clave en esta falta de independencia, sobre todo en los procesos de selección de juezas/ces, procesos disciplinarios, así como en el control periódico de su desempeño.

Eje Temático 12: Fortalecimiento del rol de los Ministerios Públicos

Los Ministerios Públicos son órganos independientes dentro del sistema de justicia, que complementan el rol del Poder Judicial y ocupan roles específicos en el proceso penal. El rol del Ministerio Público Fiscal es el de proteger los intereses generales de la sociedad; mientras que en el Ministerio Público de la Defensa se trata de garantizar la plena vigencia de los derechos de defensa en juicio y acceso a una justicia imparcial. Estas dos finalidades cumplen una función de suma trascendencia en la investigación de la corrupción ya que promueven un adecuado funcionamiento del Poder Judicial.

Eje Temático 13: Organismos de control

Los organismos de control ocupan un rol fundamental en la prevención, detección e investigación de la corrupción. Ya sea aquellos que cumplen funciones de auditoría externa (AGN) o interna (OA, SIGEN), aquellos que cumplen funciones de prevención y control (AFIP), así como aquellos que se dedican a detectar delitos específicos (UIF), son instituciones muchas veces sujetas a limitaciones de todo tipo que obstaculizan el pleno desarrollo de sus objetivos y funciones.

Eje Temático 14: Reforma del sistema de inteligencia nacional

Las grandes causas de corrupción en Argentina han exhibido una relación promiscua entre servicios de inteligencia, sectores de la política y el Poder Judicial, socavando considerablemente la independencia e integridad de este último. Esta intervención es una desviación consecuente del uso político de los servicios de inteligencia. El secreto que rodea a esta área del Estado, en particular sobre la ejecución del presupuesto que se le asigna, imposibilita un control adecuado por parte de la sociedad.

N

Sección B - Investigación y sanción de la corrupción pública y privada

Eje Temático 3: Sanción de la corrupción

La persecución de la corrupción debe partir de una visión integral de este fenómeno. Esto implica reconocer que la corrupción está relacionada a un modo de hacer negocios donde se vincula el sector público y el privado, y que esas relaciones se inscriben en un universo más amplio: la criminalidad económica. En este sentido, una política criminal eficiente y democrática en materia de corrupción debe actuar tanto sobre el poder político como sobre el poder económico.

Si bien los mayores problemas para perseguir la corrupción en la Argentina se relacionan con los mecanismos procesales, las sanciones vigentes también necesitan ser adaptadas. El Código Penal argentino se encuentra desde hace tiempo bajo revisión, sobre todo por tener de base un texto de 1921 que ha sido modificado a lo largo de las décadas de manera inconsistente y en general desde una mirada punitivista que no garantiza la efectividad de las penas. Los delitos que se vinculan al fenómeno de la corrupción se complejizan de el paso del tiempo y debido a la incorporación de nuevas tecnologías en muchas áreas del Estado y el sector financiero.

Eje Temático 4: Reformas procesales para la investigación de la corrupción

Por numerosos factores, nuestro sistema judicial se ha mostrado ineficiente para evitar la impunidad de los delitos de poder, que sigue siendo la regla. La extensión desmedida de los procesos judiciales en causas de corrupción, la falta de recursos y personal técnicamente especializado en delitos complejos, y un sistema procesal incompatible con las características del delito en estos tiempos, son algunos de los múltiples factores que determinan este marco de impunidad.

N

Sección D - Políticas de transparencia

Eje Temático 8: acceso a la información pública

Desde la sanción de la Ley de Acceso a la Información Pública (27.275), su implementación ha sido dispar entre los sujetos obligados. Parte del problema reside en que las autoridades de control no fueron creadas en algunos casos y en otros su diseño resulta defectuoso ya que no garantiza su autonomía ni los recursos, tanto humanos como económicos, necesarios para funcionar de manera efectiva. Por otra parte, persiste un paradigma de secretismo en ciertas instituciones públicas, que se plasma en la falta de respuesta o en respuestas deficientes ante los pedidos de acceso a la información pública.

Eje Temático 9: Transparencia presupuestaria y fiscal

La falta de información sobre la manera en la que el Estado se financia y el modo en que distribuye esos recursos socava las posibilidades de detectar casos de corrupción. Si bien han habido avances en el último tiempo sobre este punto, no todas las instituciones publican el detalle de información suficiente para un adecuado monitoreo por parte de la ciudadanía.

Eje Temático 10: Transparencia de los mercados financieros y control de la corrupción en el sector privado

El sector privado cumple un rol fundamental en los casos de corrupción. Su intervención no se reduce a la participación en estos delitos, sino que suele facilitar también su ocultamiento mediante maniobras como el lavado de dinero. La opacidad de los mercados financieros y de la actividad de muchos de estos actores en su relación con el sector público limita seriamente las posibilidades de prevenir y detectar la corrupción.

N

Sección F - Participación ciudadana

Eje Temático 15: Participación ciudadana en la prevención, investigación y sanción de la corrupción.

Nuestro país tiene un déficit generalizado de participación ciudadana, producto de un sistema de representación política propio de una democracia delegativa. La ciudadanía se encuentra alejada no solamente de los ámbitos de toma de decisiones, sino de cualquier instancia de monitoreo de la gestión. En materia de corrupción, esta problemática es transversal a todas las instituciones afectadas por este fenómeno. Por una parte, el proceso de creación, implementación, seguimiento y control de las políticas públicas -instancias fundamentales para acabar con la corrupción- en el ámbito del Poder Ejecutivo cuenta con escasos espacios de involucramiento de la ciudadanía, lo que imposibilita avanzar de un modelo de “accountability social” a otro de participación integrada. Algo similar ocurre con los procesos de investigación y sanción de los delitos de corrupción en el ámbito del Poder Judicial, un ámbito tradicionalmente cerrado, que ha sido reticente a la voz y el control de la sociedad.

Eje Temático 16: Promover nuevos modelos de capacitación e investigación sobre la corrupción desde una perspectiva basada en la igualdad, la justicia y la democracia.

Una parte fundamental de cualquier propuesta, plan o programa para combatir la corrupción es el impulso a programas de capacitación e investigaciones que nos permitan identificar y concientizar sobre los impactos de este fenómeno en los sectores más vulnerables, en la confianza en las instituciones públicas y en la estabilidad de nuestra democracia. En el contexto de una sociedad de creciente desigualdad, es necesario recuperar el valor del Estado como garante de los recursos comunes e impulsor de políticas públicas que prioricen el bienestar general sobre cualquier tipo de privilegio.

T

Descargar documento

versión completa acá
versión abreviada acá

firmas

Adherentes

Natalia Volosin

Roberto Carlés

Manuel Garrido

Ricardo Gil Lavedra

Firmas

ORGANIZACIONES

Grupo Artículo 24 – Foro de Observación de la Calidad Institucional de Salta – FOCIS – Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos – Usuarios y Consumidores Unidos – Centro De Estudios Interdisciplinarios Forenses Para Casos De Anticorrupcion (CEIFA) – Fundación Salvador – Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) – YMCA/Asociación Cristiana De Jóvenes – Observatorio del Derecho a la Ciudad – Centro de Estudios sobre Fraude, Anticorrupción y Compliance de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) – Proyecto Educar 2050 – Capibara. Naturaleza, Derecho y Sociedad. 

PARTICULARES

Delia Ferreira Rubio – Diana Maffía – Marta Oyhanarte – Damian Azrak – Adriana Vercellone – Maria Jose Lubertino – Daniel Sabsay – Renzo Lavin – Agustina De Luca – Diego Martinez – Luciana Bercovich – Cristina Calvo – Diego Laje – Alejandro Drucaroff – Marcelo Krikorian – Florencia Ruiz Morosini – Nicolás Segreto – Karina Banfi – Cecilia Basualdo – Maria Carbon – Ernesto Eliseo Romero – Martín Hunter – Sonia De Elizalde – Juan Nesis – Milena Berbari – Facundo Suarez Lastra – Mariano Castellucci – Federico Ortiz – María Julia Donofrio – Mateo Corrado – Claudio Jaime Galán – Matías Tresguerres – Martin Capelli – Ariel Alberghina – Guillermo Tavella – Maria Mac lean – Alicia Elebi – Gerardo Benavente – Nora Marcolini – Ricardo Daniel Morel – Mirta Silvana Nagelkop – Nicolas Pablo Gaytan – Alejandro Saravia – Alejandro Saravia – Luciana Zorzabal – Guillermo Bustos – Adrian Bengolea – Roberto Rabello – Horacio Amílcar Mirón – Mario Andrada – Andrea Victoria Pavón – Mariano Silbert – Valentín Kuchen – Bruno Vadala – Alejandro Sandoval – Norma Gomez – Fabian Fernandez – Gabriel Segovia – Juan Caturegli – Elisa Lopez – Adriana Laura Baigun – Rodrigo Reinoso – Alejandra Cosin – Hugo Guerrini – Sergio Alberto Piñeiro – Marcela Garcia Bonini – Silvana Bjorklund – Luisa Royano – Daniel Toujas – Susana Telichevsky – Marcelo Goldemberg – Oscar Folguera – Nestor Hugo Soto – Renata Frankel – Patricia Mónica Mauro – Monica Pollice de Stirling- Nelsa Carmody – Norma Isabel Risso – Lucas Salerno – Maria Elena Menendez – Patricia Inés Benedetti – Fernando Enrique Gómez – Rut Chaparro Lozán – Carlos Duarte – Leonel Ameri – Gustavo Barreto – David Rossi – Hugo Vecchiet – Javier Farulla – Nicolás Azaceta Rodríguez – Leandro Gastón Ortega Moratta – José Luis Nagel – Patricia Gene – Santiago Del Carril – Hernán Pepe – Mabel Seltzer – Ove German Vejling – Jonathan Sendra – Marcelo Ramos – Vanesa Del Boca – Jorge Martin Vila – Elisa Linares Aibar – Pablo Hernán Santamarina – Maria Macarena Bertran – Gerardo  Daniotti – Carlos Alberto Toujas – Natalia Belén Basil – Ruben Miguel Pappacena – Antonio Martino – Marco Dávila – Roberto Germino – Sara Mendy – Ramiro Egüen – Carlos LLanos – Carlos Alberto Toujas – David Adrian Melian – Hebe Costa – Federico Müller – Alicia Gallardo – Fanny Gonzalez Cappella – Laila Hachem Issa – Federico Caivano – Hugo Alberto Arredondo – Guido Sabelli – Laura Yerio – Carlos María Negri – Ignacio Corleto – Maria Victoria Ortiz – Mariano Manuel Bär – Facundo Suarez Lastra – Alejandra Bauer – Emanuel Garcia Paciarotti – Ricardo Daniel Quevedo – Francisco Guerrero – Carlos Quero – Marcelo Raul Gomez – Graciela Gassmann – Ruben Rodriguez – Agustina Alvarez – Viviana Rossi – Juan Otti – Alfredo Schickendantz – Martín Corral – Agustina Molina – Ricardo Nadir Graciadio – Juan Matías Leiva – Débora Gurfinkel – Andrea Moron – Leandro Dizeo – Ana Laura Granero – Sonia Margarita Escudero – Susana Méndez – Patricia Linder – Ailen Rotbard – Nelida Garzon – María Dominguez – Vanesa Rodriguez – Andrés Leone – Nehuen Ortolani – Valentina Grimaldi – Leonardo Herreros – Ignacio Solimano – Oscar Eduardo Riveros – Gabriela Fabiana Stauffer – Luis Jerez – María Elena San Martín – José Luis Fernández – Nicolas Troncozo – Maria Lourdes Silvero – Francisco Dates – Mariano Adolfo – Medina – Julián Alvez – Miguel Garcia – Alicia Cittadini – Gaspar Isidro Gazzola – Victoria García Posse – Pablo David Saad – Santiago Ralph Wheeler – Eduardo Blanco Alvarez – Renzo Balbiano – Ignacio Danuzzo Iturraspe – Ernesto Marcos – Alejandro Lentini – Adolfo Lobo – Matías Ezequiel Garrido – Maria Carla Romeri – Gabriel Alejandro Kleidermacher – Nidia Vicino – Raúl Hernandez Galarza – Maximiliano Carrasco – Nadia Belen Tolosa – Agustin Valiente – Oliver Juárez – Iris Marcela More – Celeste Lazarte – Martin Bernabe Morcos Raiden – Facundo Wenceslao Facciuto – Hugo Trecco – Pablo Bertone – Francisco Lucotti – Ana Pantoja – Nicolás Gadda Thompson – Nora Campoamor – Marcos Albina – Matias Benegas – Raquel Guzzo.